web analytics

«

»

Oct 08 2009

Imprimir esta Entrada

Preguntas con futuro

preguntasProbablemente una de las desviaciones patológicas más incontrolables que provoca la profesión de Aprendiz de Brujo sea una incontrolable afición a numerar, estimar y optimizar el mundo real. No es que verdaderamente sea posible, ni siquiera probable, que el desgaste energético de estar permanentemente calculando datos inútiles mejore en algo el mundo imperfecto que existe fuera de los circuitos impresos que la microelectrónica nos brinda en forma de computadores, pero al menos calma los nervios, ocupa la mente y ocasionalmente nos brinda un buen tema de conversación.

Mi mujer, que por suerte para ella estudió Historia del Arte, y por lo tanto está a salvo de las trampas de la física, la matemática y otras ciencias algo más profanas que se ocupan de codificar las leyes no escritas que regulan el funcionamiento de las cosas, sufre como una condenada cada vez que estamos en algún sitio y se me dispara el módulo optimizador.  Recuerdo la primera vez que esto sucedió porque con el tiempo se ha transformado en uno de esos gags familiares a los que recurrimos cada vez que queremos ejemplificar algo de manera incontestable, y ella lo solía utilizar para fines incluso más oscuros. Estábamos de novios, no hacía mucho, pero sí lo suficiente como para que yo empezase a dejar de ocultar mi obsesiva afición por los análisis tendenciosos de la realidad. Volvíamos del cine, sentados en el metro, y, sin previo aviso ni advertencia acerca de mi peregrinaje por los páramos de la numerología, le solté una de mis cavilaciones favoritas:

–          La oficina de coordinación del metro, ¿tendrá en cuenta dónde viven los maquinistas a la hora de asignar los turnos en cada línea?

–          ¿Cómo? – me preguntó, algo desorientada.

–          Supongamos que el maquinista que lleva este tren con dirección a Cornellá (terminal de la línea 5 de metro de Barcelona) vive en Horta (la otra terminal de la misma línea). Sería un desperdicio de recursos que tenga que volver a su casa sentado en el metro, cuando podría volver conduciendo un tren.

Gloria, que hasta ese momento aún ignoraba dónde se había metido, me dio una respuesta de compromiso, seguramente intentando convencerse a sí misma de que la pregunta era una ocurrencia impar, motivada por la bajada de reflejos que produce el cine en versión doblada. Con el paso del tiempo, se fue dando cuenta de que es una forma de vivir. Yo entro en un restaurante y me pregunto cuántos tenedores habrán ensuciado ese día, y cuál será la media mensual de cuchillos que se pierden o que la gente se roba, o cuántas veces al día pregunta el maître si está todo de su gusto, señor, con la misma cara y la misma sonrisa estúpida. Me pregunto cuánto exactamente sumará todo el dinero en efectivo que llevan en los bolsillos los comensales, y si superará o no el total disponible en la caja registradora, y cuál es el número exacto de mostacholes que tiene mi hijo en su plato. Y claro, la hago partícipe de mis cavilaciones, cosa que suele ofuscarla ligeramente, aunque acaba por reírse, diciéndome que siempre igual, que cada vez la reflexión es más tonta, que no paro ni debajo del agua y una larga serie de etcéteras.

A veces, por ejemplo, estamos viendo la televisión, y en seguida me surgen preguntas cuantificadoras sobre cualquier cosa que estén dando. Si dan un documental sobre hormigas, lo primero que quiero saber es cuántas exactamente hay en el hormiguero. Pero no un número aproximado, sino uno exacto. No me es igual que haya entre doscientas y trescientas mil hormigas a saber que hay doscientas veintitresmil ciento catorce. No es lo mismo. Y también quiero saber los detalles morfológicos del hormiguero, la cantidad de material empleado, cuántos túneles tiene exactamente y si le ponen o no televisión por cable. Creo que los que hacen los documentales no tienen ni puta idea de la importancia de los datos exactos pueden tener a la hora de querer dormir con la conciencia tranquila.

Pero volviendo al tema principal del artículo, el hecho indiscutible es que atormento a mis contertulios (mi mujer, por ser la más frecuente, se lleva la peor parte) con preguntas infinitas e ideas peregrinas sobre cómo se podría hacer mejor lo que ya se hace bien, como en el caso del metro, o reflexiones cuantificadoras, como en el caso de las hormigas.

Ahora bien, hasta hace algunos meses, he vivido en la absoluta certeza de que jamás ningún miembro de mi familia apreciaría esta singular característica, sino más bien tienden y tenderán a detestarla o reírse de ella. Sufría en secreto, internamente, pensando que algún día inevitable, cuando mis hijos crezcan y yo deje de ser el mejor y el que más sabe y el más fuerte, me dirán que a quién le importan todas esas preguntas, que no tienen ningún futuro ni van a ninguna parte. Sin embargo, la generosidad, sabiduría y amplitud de criterio de la madre naturaleza, se hicieron presentes una vez más para darme una lección. Habíamos ido con Gloria y los niños a casa de sus abuelos en tren, y al regreso, cuando descendimos en el andén, mi hijo Pablo, que pobrecito no hace otra cosa que demostrar una y otra vez que hereda mis malas costumbres con sorprendente precisión, se detuvo en seco, cavilando por un instante con la mirada perdida, y acto seguido se dirigió a Gloria, para preguntarle, con su vocecita inquisitiva:

Mamá, ¿dónde vive el señor que conduce el tren?

Gloria se volvió instintivamente hacia mí, con el rostro petrificado por el espanto. Había tenido la misma revelación que yo: Mientras exista un gen Firpo respirando sobre la faz de la tierra, habrá una pregunta inútil que hacerse, con ánimo de calcular, optimizar, cuantificar y mejorar el mundo real, o simplemente perder el tiempo de una forma eficaz.

¿A que no saben cuántas palabras, letras y espacios en blanco tiene este artículo?

PILUX

Sobre el Autor

Federico Firpo Bodner

Federico Firpo Bodner, también conocido como Pilo, o Pilux, es, por definición y elección, Rioplatense de nacimiento. Nació en Montevideo, Uruguay, en marzo 1973. A finales de 1974 su familia se instaló en Buenos Aires, donde residió hasta mayo del año 2000, fecha de su traslado a Barcelona, en donde vive actualmente.
Más info en http://www.federicofirpobodner.com/bio/

Enlace permanente a este artículo: http://aprendizdebrujo.net/2009/10/08/preguntas-con-futuro/

11 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Natalia

    No sé si es que me gusta por cómo está escrito o porque me siento totalmente identificada con este artículo, pero me encantó.
    Vale la pena decir que cuando leí la primera pregunta que hace años le hiciste a Gloria ” ¿tendrá en cuenta dónde viven los maquinistas a la hora de asignar los turnos en cada línea?” (sic), no pude menos que estar unos cuantos minutos riéndome hasta que pude continuar con la lectura. Mi risa no se debía a la dudosa utilidad de la misma, sino a que es una pregunta que me hago habitualmente y que al mudarme a Rubí, se me amplió… ya que el radio de influencia del trayecto es mayor.
    Así que no sé si es un gen Firpo o Bodner o es que somos de(gen)erados heredados. Cuestión que yo también me pregunto cosas como: quién riega y poda las plantas de edificio Planeta (diagonal y Carlos III); quién mantiene las piedras en su sitios en las vias de los trenes; por qué puertita entra y sale más gente del metro; qué baño elige la mayoria de la gente en un lavabo público, quien debería recortar los árboles y arbustos que crecen justo delante de las señales de tráfico en la carreteras,…… cuántas pechugas de pollo compran en un restaurante para cada día, cuántas congelan porque le erraron al cálculo…..Ya sé que la gente oprime menos el botón de más abajo de las máquinas expendedoras…. consecuencia de lo cual, el agua siempre sale fría!!

    Bueno, no sé si Gloria se quedará tranquila sabiendo que hay más ejemplares preguntines en el mundo.
    Un beso,
    Nati SpainSpain

    1. pilux

      No sé si a Gloria la aliviará, pero a mí, ni te cuento!!! Es reconfortante saber que no estamos solos en tan beneficiosa cruzada por la cuantificación masiva del mundo! SpainSpain

  2. sebastian Abad La terra

    Muy bueno che! United KingdomUnited Kingdom

    1. pilux

      Tante grazzie, signore! 🙂 SpainSpain

  3. sergio

    Muy bueno pilo!
    No se si te reconforta, pero creo que esa enfermedad tambien la padezco, aunque mis preguntas suelen ser muchisimo mas inutiles, como por ejemplo, cuantas veces se escribio online en este mismo momento el nombre “Obama”, pero el mismo momento quiere decir, el mismo! 7 segundoa atras cuando yo lo escribi, cuya respuesta obviamente no cambiaria en nada el futuro de nuestras vidas… IsraelIsrael

    1. pilux

      No te rindas! Ninguna pregunta es inútil. Creo que es parte del psicosistema que mantiene cohesionado el universo. ¿Por qué, si no, la madre naturaleza se molestaría en sembrar la misma semilla en tantos cerebros limados? 🙂 SpainSpain

  4. Alex

    La verdad es que a mi tambien me pasa, pero sobretodo con preguntas futuristicas, llegaremos a colonizar algun otro planeta, como seria un videojuego en 4D, etc, etc… xD
    Un placer amigo, me gusta tu blog, pero sobretodo algunas opiniones. SpainSpain

    1. pilux

      Me encantó lo del videojuego en 4d, aunque probablemente las interfaces existentes no serían capaces de representarlo 🙂
      Me alegra que te guste el blog, eres bienvenido. Espero verte por aquí cuando te apetezca.

      Saludos,
      Aprendiz de Brujo SpainSpain

    2. Lanette

      Stort lycka till önskar jag dig! Mitt i allt elände kan jag inte låta bli att dra på smilbandet när du skriver att du inte tar med dig PCn. Du verkar sååå goo! Ta hand om er! Baamkermsar Russian FederationRussian Federation

  5. Alex

    Claro que esas son las preguntas inteligentes xDD… SpainSpain

  6. Gin Hindew

    ¿Quieres que te digan exactamente cuantas hormigas tiene el hormiguero?
    Por dios, eso es de tontos, un buen televidente debe ser capaz de calcular al numero exacto infiriendolo del numero que ha salido a primera hora, las tomas del hormiguero que muestran la amplitud de los tuneles, el tamaño de la reina y por ende su capacidad para poner huevos, el nivel de crecimiento de las plantas que determina el volumen de alimento que puede llevarse al hormiguero en un dia y…
    Tienes razon, es mas facil que me lo digan MexicoMexico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>